3 señales que indican que necesitas zapatos de salsa nuevos

Las ganas de zapatos de salsa nuevos nunca nos faltan pero no siempre podemos comprárnoslos con la frecuencia deseada. Sin embargo llega el momento cuando ya no es un solo capricho sino la necesidad y tu par de zapatos preferidos ya tiene que ser reemplazado. ¿Cuando es el momento de decirles adiós a tus acompañantes en los ensayos, clases y largas noches del social?

  1. Se han dado y no se ajustan bien a tu pie.

Es el motivo número 1 para despedirte de tus zapatos. Tarde o temprano los materiales, sea tela o piel, ceden y el zapato ya no te recoge bien el pie lo que es primordial en el caso de zapatos de baile. Lo mas habitual es que las tiras delanteras se dan y el zapato te baila. El pie se va para delante y detrás en el talón se forma un hueco. No esperes y monta una fiesta de despedida. Ya que de modo contrario a parte de no estar cómoda te puedes hacer un daño grave bailando con los zapatos que no te sujeten bien los pies.

  1. El desgaste de la suela y plantilla.

Es el segundo motivo si has tenido suerte y el zapato aun te sujeta bien el pie pero ya tienes la sensación de bailar descalza. La suela de calzado de baile es bastante fina para poder ser flexible. Con el tiempo se va desgastando y llega el momento cuando apenas queda suela. Lo mismo pasa con la plantilla sobre todo en la parte delantera de los metatarsos y los dedos. Son partes donde el pie hace mas presión y con el tiempo la almohadilla va aplanándose y teniendo menos anchura para amortiguar el impacto. Cuando el pie ya no se siente cómodo al pisar el suelo es la señal de tener que cambiar de zapatos de salsa.

 

  1. El desgaste general. Con el uso y paso de tiempo el zapato en si se va desgastando y perdiendo su aspecto inicial. Los materiales se manchan y se dañan por el uso, golpes, roces y pisotones. La plantilla va acumulando la suciedad y olores por lo mucho que la cuidemos. Llegado este momento no solo por el aspecto poco atractivo pero también por el tema de higiene es recomendable empezar a mirarte zapatos nuevos.