Los zapatos de baile es un tesoro para una bailarina.

Aparte de ser mas atractivos y atrevidos comparando con calzado convencional, los zapatos de baile son bastante costosos también. Eso debido al cuidado, atención y delicadeza con las que están hechos.  La calidad es alta, no se puede cuestionarla en zapatos de baile, zapatos de baile latino, zapatos de salón. Es imprescindible para que soporten el uso que les das, no perjudiquen la salud de tus pies y tu bienestar. Y todo eso no es nada fácil para un zapato…

Los tipos de baile como salsa o bachata y tango casi igual, exigen unos zapatos que soportan la gran destreza física. Con ellos:

  • saltas
  • caes
  • arrastras
  • punteas
  • flexionas
  • colocas tu peso sobre el metatarso o el tacón
  • giras
  • pivoteas

 

Sin olvidar que te pisan y dan golpes. En otras palabras – los llevas al límite..

 

Zapatos de actuación vs los de ensayo.

Muchas veces nos fijamos mas en los zapatos de baile para actuaciones o para el baile social, que sean buenos y con diseño atractivo. A cambio no prestamos tanta atención a los zapatos de ensayo. Normalmente miramos algo sencillo y económico, olvidando de que deben ser tan buenos o incluso mejores  que los otros ya que trabajamos mas con ellos y tienen que soportar más que los del escenario. Una solución efectiva para no desgastar tus zapatos de baile y seguir luciendo con ellos es obviamente cuidar y protegerlos:

Los zapatos de raso/satén, el material mas utilizado en zapatos de baile de salón y zapatos de baile latino, principalmente necesita ventilación ya que la tela recoge los olores y guardarlos en un lugar seco. Para alargar la vida de la suela que normalmente es de cuero/ante se usa cepillos especiales para limpiar y volver a levantar los pelitos del material.

Los zapatos de cuero mas utilizados en la fabricación de calzado de hombre y para zapatos de tango deben protegerse pasándoles crema/betún de vez en cuando para mantenerlos flexibles y ´hidratados´ por así decirlo. Existen cremas especiales para cuero sintético también y las hay de varios colores.

Los zapatos de charol se lustran con vaselina líquida. Con este tratamiento logras que brillen y que no se peguen entre sí cuando los juntas bailando.

Si tus zapatos de baile cerrados por delante te quedan un poco largos, o sea que la punta permanece vacía, rellénala con un poco de papel blando o algodón. Así evitaras que se marquen o se deformen y que se ajusten mejor a la forma de tu pie.

Si cuidas tus zapatos de baile ellos te lo agradecerán sin duda y te cuidarán a ti!

 

En la foto modelo ´Florence´ rojo de Danzarina