¿Crees que bailar no es lo tuyo?

Bailar te apasiona y la música te vuelve [email protected]? Te quedas con la boca abierta viendo la gente bailar en el social, le tienes envidia sana y tienes la música y los videos de Youtube puestos todo el día? Pero siempre has pensado que bailar no es lo tuyo..? Cuando intentas hacer los pasos que ves en los videos te parece que estas haciendo el ridículo…  Has ido a las clases y en el básico ya te pierdes… La chica se siente rara con los zapatos de baile de tacón ya que toda su vida ha ido en bambas…Al chico le parece que las chicas no quieren volver a bailar con el, que siempre salen con alguna excusa…  Pueden haber varios motivos para sentirte así.

A veces simplemente y literalmente no es el momento. Estas pasando por una etapa en tu vida cuando no consigues concentrarte en las clases, escuchar y interpretar bien la música, poner el esfuerzo en aprender y no solo estar físicamente presente en las clases. Cansancio, presión en trabajo, situación personal o familiar pueden afectarnos mucho. Y aunque queremos distraernos y cambiar ´el chip´ no siempre lo conseguimos. Quizá otro tipo de actividad te conviene mas y el baile puede esperar.

A algunos de nosotros de pequeños nos  dijeron que bailar, cantar, etc. no es lo nuestro y lo tomamos por hecho. Estamos convencidos que es así y no queremos hacer el ridículo intentándolo. O hasta nos quedamos traumatizados en su momento y no queremos ni intentarlo. O nos esforzamos yendo a la clase pero con la idea fija que estamos perdiendo el tiempo y no va a salir nada bueno de esto.

Lo mejor en este caso es ponerte un reto. Motivarte, apuntarte a las clases y esforzarte en aprender. Al menos podrás decir que lo has intentado y es verdad, no es lo tuyo. Solo un profesional puede decirte si eres apto y hasta que punto, que cosas se puede trabajar y mejorar y cuales mejor dejar. Hasta entonces solo puedes quedarte con la duda. O incluso perder la oportunidad de hacer algo que te apasiona y te hace sentir bien. Piensa que no eres el único y a muchos nos pasa lo mismo. Recuerda que los limites te los marcas tu y siempre es mejor hacer un esfuerzo antes de rendirte.

A veces también el tipo de baile que escoges resulta no ser tu ritmo. Que el estilo elegido simplemente no va contigo. Pero en vez de probar otra disciplina acabas convencido que eres malo bailando, que no se te da bien.

En la foto mas abajo hay ejemplos de personas famosas que en su momento parecieron ser todo un fracaso, pero al insistir y no rendirse llegaron a ser gente muy destacada en lo suyo. Aun crees que bailar no es lo tuyo? 🙂