Si tienes o alguna vez has visto zapatos de baile sabrás que son bastante diferentes a los de la calle.

La suela y los materiales utilizados son especiales y más delicados. El zapato tiene que ajustarse bien a al pie de bailarin/a y ser muy cómodo y flexible para poder seguir el movimiento del pie. Por lo tanto los cuidados son más delicados también y muy importantes para alargar la vida de los zapatos de salsa.

En uno de los artículos anteriores ya hemos explicado los cuidados básicos de diferentes materiales utilizados en fabricación de zapatos baile.  Aquí un par de consejos mas.

Es importante no mojar ni limpiar la suela con paños húmedos. El agua se estropea la suela, los pelitos se aplastan y el deslizamiento será diferente. Tampoco se limpian con agua los exteriores de los zapatos hechos de raso. Pueden quedarse con manchas de agua sobre todo en caso de los colores claros.  

Cepillos para la suela

Previamente explicamos que existen cepillos especiales para limpiar la suela de este tipo de calzado.  Los mejores son los metálicos ya que limpian muy bien y son resistentes. Es difícil estropearlos por lo cual te pueden servir a lo largo de mucho tiempo.  Al mismo tiempo has de tener en cuenta que también si rascas con mucha fuerza y frecuencia le vas quitando los pelitos a la suela. Lo mejor es intentar no ejercer demasiada fuerza y limpiar la suela según si lo necesita y a contrapelo.  Es recomendable utilizar el cepillo desde el principio ya que una vez aplastado el pelito de la suela es muy difícil volver a levantarlo. Si no se hace la suela se volverá muy plana, va a resbalar mucho en la pista y tendrás que ir echándole talco.

Airear

Después de bailar con tus zapatos es aconsejable no guardarlos directamente en una bolsa de zapatos o en su caja. Muchas veces cogen humedad del sudor y olor. Lo mejor es dejarlos fuera para airearse. Si la plantilla coge olor también se puede limpiarla con una toallita húmeda (tipo toallitas de bebe o desmaquillantes) y dejarla que se seque. También funciona bien bicarbonato en polvo – quita olores y desinfecta.  Debe utilizarse en seco y después de dejarlo una noche o unas horas dentro del zapato quitarlo con un paño seco.

Proteger el tacón

Para proteger el tacón y evitar el desgaste de la tapeta de plástico es recomendable usar los protectores de tacones.  Además de proteger amplían un poco la base del tacón y te proporcionan más estabilidad. Al ser de silicona ayudan a no resbalar y no rayar el suelo.

Para evitar la deformación se puede rellenar la parte de delante de tus zapatos salsa con papel sobre todo si no vas a utilizarlos por un tiempo.

Acuérdate de guardarlos en un lugar seco pero mejor sin demasiado  calor ni luz directa.  Con calor la cola y el pegamiento se secan y al ponértelos un tiempo después puede abrirse la suela, saltar la tira, etc.  

Como podemos ver no son muchos los cuidados ni muy complicados. Dedicándole solo un poco de tiempo lograrás alargar la vida de tus zapatos de baile cómodos y disfrutar de ellos más tiempo.