¿Que son los bailes de salon? Parte2

Continuamos con el tema de los bailes de salón empezado en el articulo anterior. Al ser un tema amplio con gran variedad de bailes ha sido necesario dividirlo en dos partes.

Otro baile de este estilo es el Fox-trot. También proviene de los Estados Unidos. Es el ritmo de las primeras bandas de jazz presentados por los residentes africanos y caribeños de la zona. Nace con improvisaciones, con figuras que asemejan el trote de un animal. De ahí el nombre ´el trote del zorro´. En los años 20 fue estandarizado por la escuela inglesa, ralentizado su ritmo y algo modificados los movimientos para darle mas elegancia.  Se dividió en dos versiones: el Slow-Fox y el Quick- Step. El Slow-Fox se diferencia de su antecesor por el ritmo. El Quick-step incorporó el Fox-trot a canciones mas rápidas y añadiéndole elementos mas caribeños. ​

La rumba surge en Cuba como la mezcla de ritmos africanos con bailes caribeños a mediados del siglo XIX y de una gran variedad de bailes locales. Con su ritmo dinámico fue  incorporada en los bailes de competición después de los años 40. Su variación actual se encuentra bastante cerca de la rumba original, manteniendo el jugueteo entre la pareja. ​ Se considera uno de los bailes mas sensuales y románticos, muchas veces llamado ´el baile del amor´.

El Bolero se hizo popular en España a mitad del siglo XIX. Proviene de expresiones musicales gitanas interpretadas por una pareja o solista. Acompañado de guitarras e instrumentos de percusión, llega a Cuba para fundirse con la trova cubana y otros compases del Caribe. De ahí resultan sus lentos y cadenciosos movimientos.
Los orígenes del Swing se encuentran en el este de EEUU a principios del siglo pasado. Los bailarines improvisaban pasos sobre los acordes del piano al ritmo del Jazz, el Ragtime y el Dixielan. Se popularizó sobre todo entre la población afroamericana de Nueva Orleans, Nueva York y Chicago.

El Mambo llegó en los años 50 y también es originario de las islas caribeñas. Otro que se creó a partir del Danzón y del Son cubano. Como competencia del Swing americano nace este género como variable vivaz de las disciplinas ya conocidas en el Caribe. Fue hasta el nacimiento del Cha cha cha que duró su popularidad por la velocidad de su ritmo y la dificultad de sus pasos.

La famosa Salsa, normalmente considerada originaria de Cuba, nace de mezclas portorriqueñas y cubanas que tuvieron lugar en los Estados Unidos. Fue al mezclar estos estilos con algunos elementos del jazz afroamericano que dieron inicio a este género. Existen dos variables de este baile. Esta la salsa cubana que se caracteriza por ser espontanea, libre y dinámica. Seguramente es así por las influencias de otros bailes latinos como el mambo, el montuno y el son cubano. Luego esta el estilo LA o ´salsa en línea´ – sus figuras se desarrollan a lo largo de una recta imaginaria lineal.

Todos los bailes de salón mencionados tienen variables en sus ritmos, tiempos, pasos, figuras o base. Cada uno representa un nivel de ritmo y exigencia física de acuerdo a las figuras que conlleve. Es de decir que la mayoría de ellos se baila con zapatos de baile de salón y la mujer luce con sandalias de tacón.

Bailar es una actividad física que nos relaja, distrae de los problemas y rutina diaria, nos anima y equilibra nuestra salud mental. Aparte, es un ejercicio físico estupendo sea practicar los bailes de salón o cualquier otra disciplina de baile! Según los médicos, es necesario para los adultos practicar un mínimo de media hora de ejercicio cardiovascular al día. Por eso déjate llevar por el ritmo y tu cuerpo y disfruta del baile!

¿Que son los bailes de salon? Parte1

Los bailes de salón empezaron a ser muy populares en las fiestas de las altas clases sociales ya siglos atrás.

Se bailaba en pareja y con la música que tocaba la orquesta. Como lo dice su nombre son los bailes que se practica en el salón con suelo de parquet. Es de mencionar que estos bailes exigen a los bailarines llevar el calzado apropiado, los zapatos de baile, para poder desplazarse de forma correcta y con facilidad.

Este tipo de baile tiene su parte socia cuando se practica en reuniones y fiestas. Sin embargo también es considerado un deporte y se suele hacer competencias deportivas de baile de salón. Los primeros que se suelen bailar en su mayoría son muy animados y su origen es latino. Cuando surgió el baile de salón era la época en que el Cha cha cha, el mambo, la rumba y la samba eran muy populares, y fue así que se tomaron estos ritmos como modelo para practicar los bailes de salón.

 

Los más enseñados a nivel mundial y aplicado a competición son:

En principio conocido con el nombre de “Boston”, nos llega directo de los Estados Unidos el actualmente denominado Vals Inglés. Llegó a Inglaterra a finales del siglo XVIII y se vio popularizado después de la Primera Guerra Mundial. Marcó su diferencia del Vals Vienés con su velocidad. Suele ser el primer baile aprendido por muchos.

Los pasos mas sensuales llegaron con el Tango. Es un baile visto con admiración y elegancia pero que en sus inicios fue rechazado por las clases altas. Sus origines se encuentran en los finales del siglo XIX en Buenos Aires. En principio las mujeres que practicaban este estilo de baile eran camareras y prostitutas para atraer a los clientes con mas facilidad. Se expandió cuando los jóvenes de familias adineradas de la zona se iban a los suburbios a divertirse y utilizando este baile como el método para acercarse a las chicas

El Cha cha cha ha sido el más reciente en incorporarse a la modalidad de bailes latinos después del Mambo. Debido al nivel intermedio de su baile, un ritmo fácil y no tan rápido para comenzar se popularizo fácilmente. Creado a partir del Danzón y el Son fue inicialmente llamado Neodanzón. Su nombre actual nació debido al sonido que hacen los pies al bailar. Hoy día es el baile de competición que mantiene su técnica más cerca de sus orígenes.

El Vals Vienesse es uno de los cinco bailes de salón estándar internacionales desde 1951. Fue cuando Paul Kerbs, un reconocido profesor de baile, combinó el vals tradicional austriaco con el estilo inglés en el festival en Blackpool ese año. Sus inicios remontan a los años 1770, pero dado la cerrada sociedad de la época no fue aceptado socialmente hasta mediados del siglo XIX y entonces incluido en el vals de los bailes de salón. El primero en presentar a la pareja agarrada y enfrentada durante el baile. ​

La Samba con su energía e alegría es el baile nacional de Brasil, originado por los grupos de esclavos traídos de África. Combina música popular brasileña y música carioca de Rio de Janeiro. Llega a Europa con  el nombre de Maxixe para ser incluido entre los cinco bailes latinos de la competición internacional. Aunque con regulaciones fue bastante alejado de sus orígenes brasileños.

El Paso Doble trae consigo la tradición y la pasión española. Tuvo sus inicios como la marcha utilizada en los desfiles militares y al inicios de las corridas de toros. Común en las fiestas y verbenas hasta ahora. Se baila con al compás de dos tiempos y cuidando la estética como ningún otro.

Como no sufrir con zapatos de baile nuevos?

 

Sufrir con zapatos de baile nuevos es algo habitual y nosotras prácticamente lo tomamos por hecho al comprarnos un nuevo par.

La mayoría de las bailarinas al comprarse zapatos de baile nuevos optan por unos que les van bastante ajustados y incluso aprietan. La razón principal es porque los zapatos de baile normalmente son de raso. Y es el material que cede con tiempo y cuanto más finas son las tiras de delante ceden con más facilidad.

Tiene su sentido, sin embargo al optar por un número más pequeño del que usamos habitualmente o por un par muy ajustado nos puede pasar factura. Las tiras delanteras pueden clavarse en los pies y hacernos daño. Muchas de nosotras lo tomamos por hecho y estamos preparadas pasar un tiempo sufriendo. Si es tu caso también, no te desesperes, hay algunos pequeños trucos que te pueden ayudar.

Lo más sencillo es ponerte los calcetines finos o medias con zapatos de baile nuevos las primeras veces que los usas. Veras que la sensación de apretón no es tan fuerte. A algunas nos resulta algo incomodo bailar con medias de nylon ya que el pie resbala y se puede ir para delante. En este caso lo que podrías hacer es ponerte tus nuevos zapatos de salsa con calcetines o medias por casa un par de veces antes de estrenarlos. Aunque sea sentada en el sofá viendo la tele o comiendo. O ponértelos para las clases ya que no es mucho rato y seguro que lo aguantaras mejor que toda la noche del social. Veras como se irán adaptando a tu forma de pie más rápido y estarán listos para llevarlos a la pista en menos tiempo.

Otro truco, no comprobado personalmente sin embargo, es llenar pequeñas bolsas de plástico con agua. Poner las bolsas dentro de los zapatos en la parte delantera y ponerlos en congelador.  Al congelarse el agua se expande y con la presión el zapato/las tiras se estiran también.

Una de las formas mas sencillas es poner las bolas hechas de papel en la parte delantera de los zapatos de baile nuevos para estirarlos. El efecto no será muy grande, pero algo hará. Y en caso de no irte muy pero muy justos puede ser suficiente. 

 

Seguramente habrán mas formas de hacer que las primeras veces con zapatos de baile nuevos sean más agradables. Si conoces alguno compártelo con nosotros, así haremos la vida de las bailarinas un poco más fácil! 🙂 

 

 

Zapatos de baile – cuantos pares necesitas?

Cuantos zapatos de baile necesitas?

Los pares de zapatos de baile necesarios para una bailarina dependen de muchos factores. Desde el uso que les vas a dar y la frecuencia de este uso hasta el presupuesto para ellos de una.

Cuando empezamos a bailar muchas esperamos un tiempo antes de hacer la inversión en los zapatos de baile ya que este tipo de producto y de calidad puede parecer algo costoso. Sin embargo, una vez enganchadas al baile y convencidas que vamos a seguir con las clases nos arrepentimos de no habérnoslos comprado antes. Todo debido a la gran diferencia en comodidad y la facilidad de movimiento que te proporcionan en el baile comparando con el calzado normal.

Desde luego tener un par de zapatos de salsa básicos cómodos y con tacón estable para clases y ensayos es imprescindible. Lo más habitual es que sean de color carne o negro para poder fácilmente combinarlos con cualquier tipo y color de ropa.

A medida que vamos  avanzando en el baile y subimos de nivel podemos complementarlos con unos de tacón más alto o más fino que estiliza mas la pierna y nos proporciona mas altura. Ahora existe una infinidad de diseños y para el social muchas elegimos los modelos decorados con pedrería, purpurina, blondas, etc.. Normalmente los primeros de esos también suelen ser de color negro o bronce, luego vienen los rojos y otros colores y estampados. Los modelos hoy en día varían mucho y existen desde los mas clásicos hasta los mas atrevidos, como pueden ser los de plataforma o botines por ejemplo.

 Con tiempo vamos ampliando nuestra colección de zapatos de baile y muchas terminamos teniendo todos los colores, diseños y alturas posibles. Nos apetece variar y no siempre ir con los mismos zapatos, sobre todo si salimos a bailar de forma habitual. También es verdad que hay algunas chicas mas practicas y los van reemplazando a medida que se van gastando aunque no ocurre mucho. 🙂  

Volviendo a la pregunta cuantos  son los zapatos de baile necesarios? Creemos que un mínimo de dos pares es buena idea para poder variar la altura de tacón y/o color y también tener el reemplazo por si se te estropea uno. Aunque la mayoría seguramente no nos conformaríamos con solo dos pares 🙂 !